Variedades de patatas

La patata es una planta herbácea, de color verde oscuro, con dos partes diferenciadas: la aérea, formada por los tallos, las hojas, los flores y los frutos, y otra de subterránea, es decir, las raíces y los tubérculos, que es lo que finalmente consumimos y que nacen como un  engrosamiento de las raíces.

Hay tantas variedades de patatas como regiones donde se cultiva. Según su forma (redondeada, ovalada, alargada…), coloración de la piel y de la pulpa, etc., obtenemos casi 200 nombres que engrosan un listado donde la diversidad se, lleva la palma.

En nuestro país, las variedades más comercializadas son tres:

  • Patata roja, de un sabor más fuerte, consistente y con más vitamina C qué la patata vieja.
  • Patata blanca, qué son menos húmedas que las rojas y presentan un sabor más suave.
  • Patatas harinosas, que son aún más suaves y esponjosas y de un sabor muy agradable.

La Patata de Galicia y la Patata de Prades son las dos Denominaciones Específicas que hay en España. La primera es de piel lisa, fina y de color amarillo claro y destaca por su cremosidad al ser cocinada y su carne blanca y aromática. La patata de Prades, cultivada en Catalunya, ofrece al paladar un sabor dulce y persistente a la par que un olor ligeramente acastañado. Su textura también es un tanto harinosa y su carne blanquecina.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: