¿Qué nos aporta un plato de pasta?

¿Qué nos aporta un plato de pasta?Es un alimento que puede consumirse 2 ó 3 veces por semana, ya que es una fuente importante de energía y no contiene grasas.

Un plato de pasta le aporta al organismo:

Hidratos de carbono:

  1. Son el nutriente principal que provee la pasta, aportado por la harina.
  2. Se absorben lentamente a nivel intestinal, brindando energía sostenida para las actividades diarias y resultan clave para quienes realizan ejercicio físico.
  3. Poseen menos calorías que las grasas (4 cal por gramo vs. 9 cal por gramo de grasa).

Vitaminas:

  1. Vitaminas del grupo B: aportadas por la harina, y en mayor medida si la pasta es integral.
  2. Pro-vitamina A (carotenos): su contenido es moderado en las versiones de colores, ya que para lograr su coloración se utilizan verduras como espinaca, zapallo, morrón o tomate.
  3. Ácido fólico: por ley, la harina está fortificada con esta vitamina que es fundamental para prevenir
    malformaciones del tubo neural durante la gestación.

Proteínas:

  1. Aportan una cantidad moderada de proteína vegetal, destacándose proláminas y glutelinas.
  2. También proveen gluten, un complejo proteico que se desarrolla a partir de la mezcla de la harina con agua. Otorga elasticidad y extensibilidad a la masa.
  3. Otros ingredientes que suman proteínas son el huevo y los rellenos de carne, jamón y queso.

Fibra:

  1. Presente en las pastas integrales, que se elaboran con el trigo sin refinar.
  2. Este tipo de pastas es ideal para quienes sufren molestias intestinales como la constipación. También son recomendables para personas con diabetes o colesterol alto.

Minerales:

  1. Fósforo, magnesio, selenio: presentes en mayor medida en las pastas integrales.
  2. Calcio: su aporte es significativo en pastas rellenas o acompañadas con quesos y/o salsa blanca.
  3. Hierro: si bien la harina está fortificada con este mineral, su aporte se eleva en gran medida en pastas que contienen carnes como relleno o en su salsa.
  4. Sodio: en general, las pastas secas no aportan cantidades importantes de sodio; situación que se invierte en las versiones frescas (comercializadas en fábricas de pastas o envasadas refrigeradas), siendo su contenido elevado. Lo mismo pasa con las que se venden en sobre, con la salsa preparada deshidratada.

Compartir este artículo

3 Comentarios - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: