Patatas a la brava

Una receta típica que no puede faltar en nuestro repertorio son las patatas a la brava. Merecen un lugar privilegiado en nuestro estómago y son idóneas para un aperitivo, un picoteo o simplemente para acompañar un plato cualquiera. Es sencillo, así que… ¡manos a la obra!

Patatas a la brava

Patatas a la brava, Ingredientes

    • 900 gr. de patatas
    • 2 cucharadas de aceite de oliva

    Para la salsa:

    • 3 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cebolla pequeña, picada
    • 2 dientes de ajo, picados
    • 223 gr de tomates picados
    • 1 cucharada de puré de tomate
    • 2 cucharadita de pimentón dulce
    • un buen pellizco de chile en polvo
    • un pizca de azúcar
    • un perejil fresco picado, para decorar

Patatas a la brava, Preparación

Calentamos aceite en una sartén, agregamos la cebolla y freímos durante unos cinco minutos hasta que esté blanda. Luego añadimos el ajo, los tomates, el puré, el pimentón, el chile, el azúcar y la sal para llevar a ebullición. Revolvemos todo el rato. Después de llegar al punto de ebullición, debemos cocinar a fuego lento durante diez minutos hasta que la salsa se quede pulposa. Podemos reservarla hasta un máximo de 24 horas.

Para hacer las patatas, precalentamos el horno a 180º C y cortamos las patatas en cubos pequeños; secamos con papel de cocina y las distribuimos en una fuente de horno. Le echamos aceite por encima y horneamos entre 40 y 50 minutos, hasta que las patatas se hayan puesto doradas y crujientes.

Para servir, solo tenemos que cambiar las patatas a un plato, rociarlas con la salsa caliente, espolvorear con el perejil y añadir unos palillos. ¡Listo! Ya tenemos nuestras patatas a la brava.

Deja un comentario