Escoger fresas y fresones

No  existiría la primavera si no hablaramos de las exquisitas fresas y fresones. De marzo a julio, depende de la variedad, pueden encontrarse en el mercado, aunque es este mes su momento álgido. De carne delicada, tierna y perecedera, sus principales enemigos son la humedad, el calor y el transporte.

Hay que fijarse muy bien para elegir los mejores, son tres los puntos que debes tener en cuenta:

— Olfato: unas fresas maduras y de buena calidad desprenden un delicioso aroma inconfundible. Déjate guiar por él.
— Vista: las fresas deben ser gruesas, frescas y, sobre todo, de colores brillantes y vivos. No deben tener golpes ni magulladuras. Sus tallos deben aparecer enteros y verdes. Si la punta de las fresas está blanco, significa que todavía no tienen rico sabor, y son un poco ácidas
— Tacto: su piel debe ser tersa.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: