Diferentes maneras diferentes de preparar unas albóndigas

Diferentes maneras diferentes de preparar unas albóndigas

Las albóndigas son un plato presente en la gastronomía de muchos países, y que se cocinan de muchas formás diferentes. Además, la preparación de albóndigas admite muchas formás distintas de experimentar y de ser creativos en la cocina. Es un plato rápido de hacer y muy económico. Si no fuera por lo que se mancha en su preparación, serían un plato perfecto.

Básicamente, las albóndigas son bolitas de masa de carne o pescado con huevo, miga de pan y algún condimento o especia, como ajo y perejil. Simplemente hay que hacer la masa mezclando la carne o pescado con el huevo, la miga de pan y, opcionalmente, con un poco de ajo y perejil, hacer las bolitas pasándolas por harina y freírlas.

Aunque se puede servir fritas con una pequeña guarnición, es habitual preparar algún tipo de salsa y cocer en ella durante unos minutos las albóndigas para que queden más tiernas y cojan el sabor de la salsa.

La masa admite también muchas variantes. Se pueden hacer de cualquier tipo de carne, incluso combinarlas. Lo mismo ocurre con las albóndigas de pescado. Además, se puede incorporar a la masa jamón picado, trufa, almendras, gambas  o cualquier otro ingrediente que se te ocurra. Mi madre hace unas albóndigas sorpresa que están riquísimas, poniendo un huevo cocido de codorniz entero en el centro de la bola de carne.

En cuanto a la salsa, se puede optar por una salsa española sencilla o  una salsa de tomate para las albóndigas de carne, 0 por una crema ligera de patata o una salsa verde para las de pescado. Pero admiten una gran cantidad de posibilidades. En la fotografía se muestras acompañadas de una salsa de limón y huevo con azafrán.

Foto: Tamorlan

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: