Come y calla y ponte al sol.

Quiero seguir con las recetas para la crisis, económicas y de toda la vida, esta vez el plato tiene un nombre  muy singular, Come y calla y ponte al sol.

Yo he conocido de toda la vida este plato como relleno, y mi madre se lo ponía al cocido madrileño y ¡que rico estaba!, esta modalidad es nueva para mi.

Una de esas comidas hechas de siempre por nuestras abuelas en los buenos y en los malos tiempos, cuando algo está bueno, que más da el valor económico que tenga.

Esta receta es una de las muchas que ha recogido Mario Sandival en el libro, Cocina para pobres.

Un mal título sin duda alguna, ahora que estamos en crisis puede que a alguno le llame la atención y lo compre, pero cuando volvamos a estar económicamente bien, dudo que lleguen a comprarlo.

Además que me niego a que solo por el hecho de ser barato sea considerado de pobres, como decía al principio cuantas recetas hay con un bajo coste y buenísimas, mira, como unas sopas de ajo. 

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: