Tabla de quesos

Tabla de quesosPreparar una tabla de quesos, dado la gran variedad de la que se dispone, puede resultar una manera sencilla y rápida de elaborar un plato con el que sin duda agradaremos a nuestros invitados.

Ya que es un plato fácil de elaborar deberemos tener muy en cuenta dos detalles, el primero que los quesos estén bien partidos y preferiblemente sin cortezas y el segundo cuidar la presentación y los ingredientes que vayamos a añadir. Si la disposición de los quesos se hace en abanico deben ponerse los de sabores más suaves en la periferia, de forma que los más fuertes no nos impidan apreciar el sabor de los más suaves.

Les vamos a ofrecer algunos ejemplos de quesos para la elaboración de una tabla, aunque puede ser variada según los gustos de cada persona. Lo ideal es poner unos 5 tipos de quesos.

Queso de oveja curado cortado de forma triangular. Para acompañar se pueden utilizar frutos secos como las nueces o un chorrito de aceite de oliva.

Queso de cabra cortado en rodajas que no sean de mucho grosor. El queso de cabras puede acompañarse de un poquito de mermelada de frambuesas, fresas o frutos del bosque encima de cada una de las rodajas o con cebolla caramelizada.

Algún tipo de los quesos azules como el roquefort o la gorgonzzola.

Un queso cremoso como el brie o el cammembert.

Y por último un queso blando como la mozzarela o frescos de vaca u oveja.

Son muchos los acompañamientos que ligan bien con los quesos, pero en general destacan: el pan, la miel, el aceite, la pimienta, membrillo, mermeladas y los frutos secos.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: