Rejos a la andaluza

Los rejos son un típico aperitivo que se prepara en Andalucía y suele ser habitual consumirlo en esta época, como aperitivo en las terracitas de verano.

Los rejos son las patas del calamar, la sepia o los voladores. No es difícil encontrarlos en las pescaderías y poder comprarlos al peso, por separado del cuerpo.

Los rejos de sepia son los más sabrosos y suelen quedar más tiernos que los de calamar, a no ser que éstos sean pequeños.

Son ideales acompañados de ensalada y se preparan fácilmente, solo necesitamos un buen aceite de oliva a la temperatura adecuada y una mezcla de harinas de trigo y garbanzo para que nos queden dorados y crujientes.

Rejos a la andaluza

Rejos a la andaluza, Ingredientes

    • 500 g de rejos de sepia
    • 2 cucharadas colmadas de harina de trigo
    • 2 cucharadas colmadas de harina de garbanzo
    • Aceite de oliva virgen
    • Sal

Rejos a la andaluza, Preparación

Lo primero que tenemos que hacer para preparar unos deliciosos rejos es lavarlos y vigilar que no tienen boca o pico. Si fuera así la retiramos con la ayuda de unas tijeras y dejamos escurrir bien en una servilleta absorbente.

Ponemos la harina dentro de una bolsa de plástico especial para congelación y mezclamos  bien.

Mientras tanto, vamos a verter abundante aceite de oliva en una sartén y la ponemos al fuego medio – alto.

Metemos los rejos en la bolsa de plástico con la harina y agitamos enérgicamente para que se impregnen bien. Cuando el aceite comienza a humear, y sin dejar que se queme, vamos friendo las patas teniendo cuidado de que no se peguen entre sí y dándole la vuelta hasta que queden dorados por todas partes.

Sacamos del fuego y dejamos sobre un papel absorbente para evitar que queden aceitosos.

Acompañamos con ensalada de lechuga y aliñamos con limón.

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario