Patatas con la piel crujiente

No se me ocurre un aperitivo más apetecible para los días de partido de fútbol que estas deliciosas patatas con la piel crujiente. ¿A vosotros sí? Nada, ahora que ya habéis visto la foto, no podéis pensar con claridad y la boca se os hace agua. A mí también, así que vamos manos a la obra.

Patatas con la piel crujiente

Patatas con la piel crujiente, Ingredientes

    • 6 paptatas sin pelar, cada una de aproximadamente 100 gr
    • 3 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 cucharada de romero fresco picado
    • sal
    • pimienta negra molida

Patatas con la piel crujiente, Preparación

En primer lugar, precalentamos el horno a 200 ºC. Después pinchamos cada patata por todos los lados y frotamos con un poco de aceite. Las colocamos directamente sobre la parrilla del horno y las horneamos de 40 a 45 minutos hasta que se noten un poco suave cuando se aprietan (con el tenedor). Dejamos enfriar.

A continuación, cortamos cada patata longitudinalmente y después en cuartos. Debemos sacar la “carne”, es decir, esa parte blanda y conservarla para otros usos (como puré, por ejemplo). La corteza de patata debe tener un grosor de, al menos, 5 milímetros.

Cepillamos todo el cuerpo con el aceite que nos queda y disponemos en una sola capa, con la piel hacia abajo, sobre la rejilla de metal ubicada en una bandeja de horno. Espolvoreamos por encima el romero y volvemos a hornear durante una media hora haciendo una pequeña pausa para darles la vuelta y dejarlas crujientes por ambos lados. Es un aperitivo que se sirve caliente.

Como veis, el proceso es bastante largo, por lo que mientras tanto puedes ir preparando otros aperitivos para picar.

Deja un comentario