Pastel de chocolate por San Valentín

Todavía quedan unas horas siendo San Valentín y es posible que te hayas tomado la tarde libre para darle una sorpresa a tu pareja así que quiero ayudarte con el postre porque… ¿qué mejor manjar para una cena de San Valentín como un rico pastel de chocolate?

Ya sabes que el chocolate es la tentación de todos así que en este caso no sería menos. Además, si lo haces bien seguro que le encanta y, si te sale mal, creo que nunca te lo dirá, solo mirará el gesto que has hecho por él o ella.

Para preparar un pastel de chocolate digno del día de los enamorados necesitarás varias cosas.

Pastel de chocolate por San Valentín

Pastel de chocolate por San Valentín, Ingredientes

    • 150 gramos de azúcar
    • 4 huevos
    • 75 gramos de harina
    • Medio sobre de levadura
    • 100 centilitros.de agua caliente
    • 150 gramos de chocolate de cobertura (yo suelo echarle un poco más por lo que se pueda perder pues no siempre se puede coger todo el chocolate de la olla)
    • 1 cucharada de leche
    • media cucharadita de vainilla en polvo (también puedes usar ralladura de limón, hay a quien le gusta más porque no lo deja tan dulce sino con un sabor suave)
    • 1 pizca de sal.

Pastel de chocolate por San Valentín, Preparación

El primer paso va a ser batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjoso. Te recomiendo que para ello mejor derritas la mantequilla en el microondas unos segundos para que ligue mejor. Después agrega la vainilla o la ralladura de limón y sigue batiendo añadiendo, de uno en uno, los huevos, la harina con un poco de sal y la levadura (eso se agrega junto y luego se mezcla).

La leche se echa al final para lograr suavizar un poco la masa. Ha de quedar como la de un bizcocho, es decir, que si la coges con una cuchara la masa se pueda caer sin que sea líquida. Por eso si necesitas más leche puedes usarla pero no lo pongas demasiado líquido o tendrás que echar harina de nuevo.

Por último a esa masa nos faltaría añadirle el chocolate. Éste chocolate hay que fundirlo al baño maría. No es que tenga mucho que decir, lo debemos poner en una olla llena de agua para que se vaya derritiendo poco a poco. Después ese chocolate, que habrás mantenido caliente, se echa a la masa y la echamos en un molde (previamente engrasado con manteca). Horneamos a 180º durante unos 40 minutos aproximadamente y desmoldamos.

Puedes echarle después azúcar glasé o bien mermelada de fresa. Incluso puedes ponerse su nombre con la mermelada (quien dice eso dice sirope o chocolate fundido…).

Deja un comentario