Mejillones en salsa de tomate

Los mejillones son unos moluscos marinos llenos de propiedades nutricionales. Son ricos en Omega 3 y Omega 6; vitaminas como las del grupo B, especialmente B 12; ácido fólico; alto contenido en hierro, fósforo, selenio, manganeso y zinc.  Estas características les confieren una serie de propiedades beneficiosas para la salud, como fortalecer el sistema inmunológico, equilibrar el sistema nervioso o evitar anemias ferropénicas, fortalecer el corazón o contribuir al correcto desarrollo metabólico y celular.

Los mejillones, además, se pueden preparar de muchas formas, pero hoy los haremos en salsa de tomate con un ligero toque picante que serán la delicia de nuestros comensales.

Mejillones en salsa de tomate

Mejillones en salsa de tomate, Ingredientes

    • 1 kg de mejillones
    • ½ cebolla
    • 1 pimiento verde
    • 2 dientes de ajo
    • Tomate
    • 1 hoja de laurel
    • 1 guindilla cayena
    • Aceite de oliva
    • Sal

Mejillones en salsa de tomate, Preparación

Antes de preparar los mejillones hay que limpiarlos, y muchas veces es una tarea un poco pesada. Para aquellas personas que no disponen de tiempo para hacerlo y evitan comprarlos por ese motivo, se comercializan limpios y envasados. Para limpiarlos solo hay que raspar la concha con un cuchillo o con un estropajo de aluminio. Para retirar las algas solo hay que arrancarlas tirando de ellas hacia abajo. Si no salen con facilidad, las podemos cortar con la ayuda de un cuchillo.

Una vez limpios los ponemos a hervir en una cacerola con agua fría y un puñadito de sal. En cuanto se abran todos, apartamos la cazuela del fuego. Colamos el agua y la guardamos aparte.

Troceamos las verduras y preparamos con ellas un sofrito, añadiendo por último el tomate y dejando que se frían bien.

Vamos a retirar el sofrito y a ponerlo en el vaso de batir junto a la guindilla y un chorro del agua de cocer los mejillones y batimos todos los ingredientes.

Añadimos la salsa a los mejillones, la hoja de laurel y sal al gusto y los ponemos a cocer a fuego lento durante 10 minutos. Si vemos que la salsa se va consumiendo, añadimos un poco del caldo reservado.

Dejar que se templen y servir.

Deja un comentario