Manzanas fritas

El plato de hoy es un postre que además a los niños les puede encantar porque les haremos comer fruta, algo que no comen a menudo, de una forma divertida y, aunque es un poco dulce, para ir acostumbrándolos no está mal.

Se trata de unas manzanas fritas, un postre que puedes servir nada más hacerlo o esperar a que se enfríe y caramelice, a gusto de cada uno.

Manzanas fritas

Manzanas fritas, Ingredientes

    5 manzanas
    250 gramos de azúcar
    1 decilitro de agua
    1 cucharada pequeña de limón
    50 gramos de mantequilla


Manzanas fritas, Preparación

Primero has de poner a hervir en una cacerola el azúcar y el agua. Cuando empiece a hervir espuma con cuidado lo que tienes y deja que cueza lentamente sin necesidad de moverlo, con el fuego bajo para que no vaya a quemarse.

Una vez lo veas espesándose, añade una cucharada de limón y deja de nuevo que se cueza hasta que esté a punto de caramelo. Si nunca lo has hecho te diré que el punto de caramelo lo adquiere cuando al dejar caer una gota sobre el mármol ésta se endurece inmediatamente.

Hecho eso, pela las manzanas. Te recomiendo que sean más manzanas dulces que ácidas porque el sabor es bien diferente. Las manzanas no han de ser muy grandes y, si lo son, mejor partirlas por la mitad y quitarle las semillas antes. Estas manzanas has de colocarlas en una sartén donde, previamente, habrás derretido los 50 gramos de mantequilla.

Tapa la sartén con las manzanas dentro y deja que cuezan 10 minutos a fuego bajo. Cuando las manzanas estén tiernas entonces echa por encima de ellas el caramelo. Has de echar bastante para que queden doradas.

Finalmente este plato puedes servirlo frío o caliente, como más te pueda gustar.

Deja un comentario