Magdalenas dulces

Es cierto que todas las magdalenas son dulces porque se hacen con azúcar pero en este caso el azúcar no es uno de los ingredientes que vamos a echarle a estas magdalenas, una receta que nos da unas magdalenas muy dulces (y que llegan a empachar por lo que hay que tomarlas con cuidado para no llenarnos demasiado).

Se trata de unas magdalenas cuyo principal cambio con las recetas normales de magdalenas es que, en lugar de azúcar, vas a usar leche condensada para hacerlas, junto con otros ingredientes, por supuesto.

Magdalenas dulces

Magdalenas dulces, Ingredientes

    6 cucharadas de aceite virgen (si lo tienes frito previamente con una tira de cáscara de limón mejor porque así no estará crudo).

    6 cucharadas de leche condensada.

    Limón rallado

    3 huevos

    150 gramos de harina.

    1 sobre de levadura en polvo.


Magdalenas dulces, Preparación

La preparación no es difícil. Primero añadimos el aceite, la leche condensada y el limón rallado y lo batimos todo bien con una varilla para saber que está hecho. A continuación hemos de añadir, eso sí, de uno en uno, los huevos de tal forma que, hasta no estar ligado el primero, no añadamos el segundo y lo mismo con el segundo.

Hecho ese paso nos faltaría solo añadirle la harina y la levadura y mezclar (ya sin batir) hasta obtener una masa acorde con la textura que debe tener para magdalenas.

Echamos todo en moldes y encima podemos echar un poco de chocolate rallado o bien de fruta. Si quieres que quede dentro llena los moldes a la mitad, echas el chocolate o la fruta y tapas con más masa.

El horno, previamente calentado, has de ponerlo a 200 grados y te tardarán unos 18-20 minutos en hacer (quédate pendiente porque algunas veces en 10-15 minutos se llegan a hacer).

Ya solo tendrás que degustarlas, sin pasarte pues la leche condensada ya llena mucho por sí sola.

Deja un comentario