Kadaïf

Hoy les presentamos un rico plato tradicional de la comida sefardí. El Kadaïf es un tipo de fideo muy fino que se usa para preparar dulces, y cuyo origen se encuentra en la ciudad de Nablús en Israel, luego pasó a todo el territorio y se extendió por otros países cercanos. Este plato me recuerda a algunos dulces de pistachos que se pueden también probar en la cocina libanesa. Una forma mucho más sana de satisfacer nuestros apetitos educados en la adicción al dulce.

Kadaïf

Kadaïf, Ingredientes

    • 1 rollo de pasta para kadaïf (tipo de pasta de hojaldre)
    • 1 vaso y medio de aceite
    • 1 vaso y medio de almendras
    • 1 vaso y medio de piñones o pistachos
    • 2 huevos
    • 1 pizca de sal o 250 gramos de mantequilla
    • 1 cucharada de café de agua de azahar (o canela en polvo)
    • azúcar cristalizado
    • 1 limón

Kadaïf, Preparación

Hemos de comprar un rollo de pasta para kadaïf en un establecimiento de especies orientales. Precalentamos el horno a 160ºC. Luego escaldamos las almendras y las pelamos, picándolas junto con los piñones o pistachos. Mezclamos junto con los huevos, la sal (o mantequilla), agua de azahar (o canela) el azúcar y la mitad del aceite.

Estiramos la pasta y la cortamos en tiras de unos 7 centímetros de ancho. En el extremo de cada tira de pasta, ponemos una cuchara sopera del relleno, y la enrollamos teniendo cuidado de no apretarla demasiado. Una vez listos, colocamos los kadaïf en una fuente de hornear previamente untada con aceite. Entonces rociamos con el aceite que queda. Introducimos al horno y esperamos media hora.

Mientras elaboramos el sirope. En una sartén, echamos dos vasos de agua, dos vasos de azúcar cristalizado, el zumo del limón exprimido y una cucharada sopera de cáscara del mismo. Cocemos hasta que adquiera una consistencia adecuada. Con este jugo rociaremos los kadaïf calientes recién sacados del horno. Dejaremos que se enfríen antes de servirlos.

 

Deja un comentario