Flan casero

Uno de los problemas que las personas con intolerancia a la lactosa pueden tener es que los flanes comprados apenas podrán comerlos, quizás una vez a la semana o incluso menos, porque no les sientan bien (a veces con uno ya se descompone la barriga y otras veces es el hecho de comer dos veces seguidas flan para hacerlo).

Sea como sea, hay una forma que te hagas tu propio flan, y no comprando los sobres preparados sino un flan de huevo. Para ello has de hacer lo siguiente:

Flan casero

Flan casero, Ingredientes

    3 huevos

    150 gramos de azúcar morena

    5 cucharadas de azúcar blanca

    250 gramos de leche (a poder ser baja en lactosa)


Flan casero, Preparación

La preparación es sencilla. Primero pondremos a calentar en un cuenco la leche con la mitad de los azúcares. Cuando haya empezado a hervir lo retiramos del fuego y reservamos. Ahora, mientras eso se enfría cogemos los huevos y los mezclamos y batimos bien con el resto de los azúcares y, una vez listo, añadimos la mezcla de la leche sin dejar de remover y echándola con cuidado.

Ahora nos queda lo último, ponerle caramelo al molde (puedes usar el caramelo que tengas de otros flanes o hacerlo tú con azúcar) y echar la mezcla. Has de meterlo al horno una hora más o menos a una temperatura de 180 grados.

La textura del flan es que debe estar duro, al menos no rígido, pero sí lo suficientemente duro como para no meter el dedo y ser imposible que lo mantengas fuera de la mezcla.

Con las leches bajas en lactosa el resultado puede ser algo más blando que con leche normal pero el sabor suele ser el mismo.

Deja un comentario