Falsas yemás de Santa Teresa

Falsas yemás de Santa Teresa

Las yemás de Santa Teresa sabes que están hechas con yema de huevo y es algo que, si eres alérgico al huevo o no puedes comerlo, te quedas con las ganas porque no puedes hacer otra cosa.

Sin embargo, hay una receta para hacer Falsas yemás de Santa Teresa. Se le dice así porque, si bien se les puede dar el mismo aspecto que a las yemás de verdad, en realidad no lleva la yema de huevo sino que se sustituye eso por calabaza.

Prepararlas es muy sencillo. Lo primero a hacer es hervir unos 200 gramos de calabaza con 50 gramos de azúcar  y 40 gramos de maicena. Dependiendo de cómo sea la calabaza yo suelo echarle un poco más de azúcar para que esté más dulce. A continuación se le echa un vaso de agua y se deja que cueza a fuego lento (no rápido porque no queda bien) durante una media de 10 minutos.

Pasado ese tiempo has de triturarlo todo y dejar que se enfríe, primero a temperatura ambiente y, cuando esté templado o frío, a la nevera directamente hasta que esté bien frío.

Una vez hecho, se saca y, con ayuda de una cuchara y tus manos, puedes ir haciendo bolitas que cubrirás con azúcar glas y podrás servirlas como si fueran bombones. Las personas al principio pensarán que son yemás de Santa Teresa pero cuando las prueben te darás cuenta que no es así porque sabrán a calabaza dulce.

Claro, has de tener en cuenta que no a todos les gusta la calabaza. Si es así puedes intentar hacerlas de otro tipo y echar colorante para darle ese toque anaranjado al postre.

La parte de hacer bolas es algo que tus propios hijos te pueden ayudar y, de ese modo, hacerlos partícipes de la cocina.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: