Esponja de queso con tomate confitado y langostino

Hoy presentamos un delicioso aperitivo que deja un buen sabor de boca, aunque primero entra por los ojos. La composición es idónea para una de esas noches especiales en las que traigas amigos a tu casa. ¿Te animas a obsequiarles con una esponja de queso con tomate confitado y langostino? ¡Genial! Vamos a ello.

Esponja de queso con tomate confitado y langostino

Esponja de queso con tomate confitado y langostino, Ingredientes

    • 10 gr de queso Ronda
    • 250 gr de puré de arroz cocido
    • Sal (más de 3 gr)
    • 1 huevo
    • Tomate confitado / raf
    • Aceite de oliva
    • Cebollino
    • Langostino frescos
    • Cortezas de cerdo
    • Claras de huevo

Esponja de queso con tomate confitado y langostino, Preparación

Para hacer primero la esponja, tendremos que triturar el queso, el puré de arroz, tres gramos de sal y un huevo hasta hacer una mezcla sin grumos. Incluso entonces la colamos y rellenamos los moldes de silicona para, a continuación, meterlos en el microondas a 900 W durante unos cuarenta segundos.

Respecto al tomate confitado, hay que pelar los tomates, quitarles las pepitas y trocearlos en dados.  Echamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y confitamos los tomates durante media hora. Podemos empezar a añadir ajo picado y el cebollino. Lo sazonamos al gusto. Ahora con los langostinos tenemos que, en primer lugar, triturar las cortezas hasta formar un polvo. Por otro lado, pelamos el marisco conservando la cola, sazonamos y pasamos por la clara de huevo batido para rebozar con el polvo que hemos machacado antes. El siguiente paso es freír en aceite.

Hecho todo esto, tenemos que colocar el esponjoso caliente en un plato. Untamos una capa del confite y encima ponemos el langostino. Rico, ¿verdad? Que aproveche.

Deja un comentario