El marisco hasta la puerta de tu casa

A menos que seas de los previsores que anticipan lo que está por venir, y dispones de un congelador de gran tamaño, podrías estar rozando un problema al que te traemos la solución hasta la puerta de tu casa. Literalmente. Si eres de los que en su mesa de las próximás fiestas navideñas no va a faltar mariscos y similares, debes saber que tienes a tu alcance marisco a domicilio, algo que corre a cargo de Mariskito.

A estas alturas, la navidad se ve como muy lejana; total todavía queda más de un mes. Hasta entonces va a suceder lo mismo de cada año. Primero, el puente de primeros de diciembre pasará volando. Luego en las grandes superficies comerciales y tiendas especializadas apenas se podrá entrar porque estarán llenas de gente, y poco antes de las fechas señaladas, en medio de las prisas, lo último que se venda no solo será lo del fondo de la caja con todo lo que ello implica, sino que además su precio se habrá disparado. ¿Exageración? Pues este el el camino que seguirán muchos consumidores en las próximás semanas, y gran parte de ello, motivado por un producto que en ciertas fechas se dispara y a menudo escasea: los mariscos.

Te traemos una solución a tu alcance; sólo necesitas una conexión a internet, realizas la compra, y sólo tienes que esperar que te llegue el marisco a casa. Pero nada de marisco en caja que puedes coger en cualquier establecimiento; estamos hablando una amplia variedad de hasta 18 tipos de mariscos y 35 tamaños y tipos diferentes traídos directamente de lonjas gallegas, con los precios más ajustados del mercado al tener menos intermediarios entre la pesca y el consumidor final, y con todas las garantías certificadas. Todo, en menos de 48 horas e incluso si quieres, con el marisco ya cocido.

No creo que sea necesario extenderse más; a partir de aquí tienes dos opciones: o seguir la misma senda de muchos consumidores abordarán dentro de muy poco… o ver las aglomeraciones y las prisas desde la comodidad de tu hogar, mientras esperas que te llegue el marisco hasta la puerta de tu casa.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: