Crepes caseros

Ahora que los niños ya están en el colegio la rutina ha vuelto a las casas pero, en ocasiones, y para que también ellos participen en la cocina, podemos lograr hacer recetas con ellos que nos ofrezcan una oportunidad de preparar algo con ellos que, además, no es demasiado difícil de hacer.

Por ello, ¿qué tal unos crepes? La receta es muy sencilla y pueden hacerlo ellos todo salvo cuando debemos poner la masa en la sartén para asarla, pero, por lo demás, no tendrán problemas.

Crepes caseros

Crepes caseros, Ingredientes

    • Ralladura de limón (al gusto)
    • 2 huevos, harina (100-150 gramos o la que admita)
    • leche.

Crepes caseros, Preparación

Primero rallaremos el limón con cuidado de que no se hagan daño con el aparato. Después debemos añadir los dos huevos y la harina. En cuestión de harina va a depender mucho de la textura de la masa. Yo suelo echarla a ojo (quizás porque he hecho muchos crepes ya) pero buscamos que la textura sea tal que, si coges una cucharada de masa y la inclinas, ésta se deslice de ella. Si ves que con la harina que echas se queda demasiado espesa o con grumos, la leche te puede ayudar a suavizarla.

Una vez hecho todo pon una sartén con muy poquito de aceite (con darle con un pincel es suficiente). Ahora coge un cazo y echa en la sartén uno y medio. Has de inclinarla para lograr la forma redonda y no despistarte nunca pues se hacen muy rápido. Después de darle la vuelta una vez esté hecho por un lado, lo sacas, vuelves a pintar la sartén con aceite y repites el proceso.

Rellenos:

Estos crepes sirven para dulce y para salado, es digamos la base ya que, como no hemos echado azúcar, pueden usarse hasta como pan. Para los niños, echarles azúcar, chocolate, miel, nata, etc. es lo más habitual pero para nosotros también podemos echarle verduras, jamón york, queso, etc.

Deja un comentario