Cómo hacer un cuenco de chocolate para postres

La idea sencillamente es sublime y los materiales para preparar el cuenco de chocolate para postres los podemos encontrar por casa. No lleva mucho tiempo, no es difícil y lo mejor de todo es que es delicioso. Si te gusta el chocolate, por favor, no dejes de leer esta entrada. Te enamorarás ipso facto. ¿Qué es lo que necesitas para hacer un recipiente de chocolate? Esto.

Cómo hacer un cuenco de chocolate para postres

Cómo hacer un cuenco de chocolate para postres, Ingredientes

    • Globos de agua o pequeños, ya inflados
    • Chocolate (puede ser negro, con leche, blanco… mezcla, lo que más te guste)

Cómo hacer un cuenco de chocolate para postres, Preparación

Necesitamos un chocolate que se vaya a quedar duro, así que un chocolate de tableta nos va a venir bien para este propósito. Lo calentamos al baño maría y con una espátula vamos removiendo constantemente para que no se pegue a la cacerola. Todo el tiempo. Sí, lo siento, pero es así, no puedes despegarte si no quieres que la cacerola acabe hecha un estropicio con el chocolate. Insiste hasta que se quede bien líquido, luego apaga el fuego y sigue removiendo. Es importante que el chocolate no esté caliente cuando vayamos a hacer el cuenco con los globos. ¿Por qué? Pues porque el globo puede reventar o se puede crear una película blanca un poco desagradable.

Transferimos el chocolate a un cuenco y vamos removiendo para que no se pegue. Sujetamos el globo por el extremo más pequeño y lo hundimos en el recipiente para que el culo se llene de chocolate. Dejamos enfriar sobre una superficie plana que esté cubierta por algún tipo de papel de cocina (el papel vegetal es una buena opción) para no manchar.

A la hora de retirar el globo del cuenco, cuando ya se haya secado, solo debemos cortar la parte de arriba y dejar que el aire salga. Retiramos el plástico y aquí está nuestra copa de chocolate. ¿Se te ocurre con qué llenarla?

Fuente de la imagen.

Deja un comentario