Cómo elegir y conservar las espinacas

A la hora de comprar espinacas en una tienda, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones. En primer lugar, es preferible seleccionar aquellas que tienen un color verdusco e uniforme. Y, ante todo, hay que evitar las que tengan manchas rojizas o amarillentas, ya que puede ser un indicativo de que han sufrido una contaminación de hongos.

Una vez adquiridas, hay que cuidar el proceso de conservación, para el que se recomienda guardarlas en bolsas de plástico perforadas que permitan su óptima conservación en la nevera durante, aproximadamente, dos semanas tras la compra. Otra opción es congelarlas. En este caso, pueden aguantar en buen estado incluso más de un año

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

  1. Hola, soy Luisa Fernanda y este es mi aporte:

    Otra forma de conservar las espinacas por más tiempo en buen estado es lavarlas y secarlas para que queden listas para usar y ponerlas envueltas en una toallita de cocina (de tela) húmeda y bien exprimida el agua. A esa toalla con las espinacas adentro se le guarda en una funda plástica o, de preferencia un envase refractario con tapa.

    Gracias!

    Luisa Fernanda

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: