Barritas de avena con pasas y frutos secos

Cada vez más a menudo, consumimos barritas de cereales para obtener energías de un modo rápido y apetitoso, cuando estamos fuera de casa o disponemos de poco tiempo para prepararnos algo para reponer fuerzas. La ventaja de hacerlas nosotros en casa es evitar conservantes, estabilizantes y el exceso de azúcares que contienen muchos de estos productos elaborados.

Las barritas a base de frutos secos y cereales son muy nutritivas y aportan mucha energía, por lo que os recomiendo consumirlas en el desayuno, o a media mañana en lugar de a última hora del día, ya que nos sería más difícil consumir esas calorías.

Son muy recomendables para personas mayores y niños, ideales para que las tomen en el recreo o la merienda con la tranquilidad de estar dándoles un snack sano y nutritivo que además está buenísimo.

Barritas de avena con pasas y frutos secos

Barritas de avena con pasas y frutos secos, Ingredientes

    • 50 g de nueces
    • 1 taza de harina de algarroba
    • 1 taza de copos de avena
    • 30 g de coco rallado
    • 30 g de pasas
    • 30 g de almendra picada
    • 1 cucharada de canela molida
    • 1 taza de sirope de arce o de agave
    • Aceite de oliva
    • Mantequilla o margarina
    • Bicarbonato
    • 1 pizca de sal

Barritas de avena con pasas y frutos secos, Preparación

Precalentamos el horno a 170º.

A parte, ponemos en un recipiente la harina de algarroba con los copos de avena, las nueces, las almendras, el coco, y las pasas. Añadimos una pizca de sal y mezclamos bien todos los ingredientes.

Preparamos el sirope, calentándolo en un recipiente al baño maría y mezclándolo con 2 cucharadas de aceite de oliva y 3 de mantequilla o margarina hasta que ésta esté disuelta.

Después ponemos a hervir tres dedos de un vaso de agua y le añadimos el bicarbonato hasta que se disuelva y lo sumamos al sirope, que empezará a volverse espumoso. Entonces lo vamos a verter sobre los otros ingredientes, mezclándolos bien hasta que quede una masa compacta.

Extendemos la masa en un papel de cocina con la ayuda de un rodillo, sin aplanar demasiado. Le damos forma cuadrada y la dividimos en porciones rectangulares.

Por último, los pondremos a hornear durante 10 minutos. Dejar enfriar antes de comer.

Deja un comentario