Zarangullo, un plato de cuchara

Estuve leyendo esta mañana un artículo en el periódico sobre la crisis y la vuelta a la comida de cuchara como remedio.

La idea es, como yo digo, de cajón, o lo que es lo mismo obvia.

En el periódico venían algunas recetas de comidas de puchero que desconocía, algunas muy interesantes y otras simplemente con un nombre tan curioso que resultaban muy atractivas.

Un ejemplo de nombre curioso son las patatas a lo pobre o matahambre, tojunto, sopas con hondas o come y calla y ponte al sol.

Salvo la receta de las patatas a lo pobre, el resto de ellas es un imposible saber a que comida hacen referencia, pero resultan muy divertidas,

La receta de hoy tiene también un nombre curioso y para mi desconocido, Zarangullo.

Zarangullo, un plato de cuchara

Zarangullo, un plato de cuchara, Ingredientes

    Aceite,

    pimiento seco choricero,

    patatas,

    pimienta,

    harina y sal.


Zarangullo, un plato de cuchara, Preparación

  • Freir en una sartén unos ajos pelados, un pimiento seco choricero y reservar.
  • En el mismo aceite donde se frieron los ajos y el pimiento choricero, freiremos unas patatas cortadas para fritas.
  • Mientras se van friendo las patatas en un mortero machacamos los ajos y el pimiento después de quitarle las semillas.
  • Echa a la sartén, donde están las patatas el contenido del mortero, un cazo de agua hirviendo y deja que cueza.
  • Cuando veas que cuece lo apartas del fuego para ir añadiendo poco a poco harina para espesar, removiendo hasta conseguir una salsa espesita, pero no densa.
  • Y listo para comer.

Esta es la receta original, yo personalmente no le añadiría harina pues no me combina demasiado bien la patata con la harina, en todo caso trituraría unas patatas o le añadiría un poco de puré de patata deshidratado.

Es una receta fácil y barata, solo a 1’90 € por persona.

Deja un comentario