Zarangollo murciano

Hace tiempo publicamos la receta de zarangollo manchego, así que hoy vamos a prepararlo al estilo murciano, que aunque es un poco más sencillo, resulta igual de nutritivo y apetitoso.

Además, los ingredientes son tan sencillos que es posible que podamos echar mano de ellos en cualquier momento acudiendo al frigorífico o a la cesta de las verduras, sin tener que hacer una compra específica para preparar la receta.

Zarangollo murciano

Zarangollo murciano, Ingredientes

    • 2 calabacines pequeños o medianos
    • 2 cebolletas o una cebolla dulce
    • 4 huevos
    • Aceite de oliva virgen
    • Sal

Zarangollo murciano, Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la cebolleta en juliana y ponerla a freír en una sartén con abundante aceite de oliva virgen. Es necesario que cubra bien la cebolla y que la vayamos friendo a fuego lento.

A parte pelamos los calabacines y los vamos partiendo en rodajas finas. Si los calabacines son pequeños o medianos no tendremos que quitar las semillas,  por lo que es mucho más recomendable que no los compremos demasiado grandes.

Una vez que la cebolla comienza a pocharse, añadimos el calabacín y una pizca de sal, volvemos a añadir aceite si lo vemos necesario y dejamos que se vayan haciendo muy despacio, como mínimo durante media hora.

Una vez que se han pochado bien el sofrito retiramos el aceite sobrante y rompemos sobre el los huevos, que vamos a ir removiendo y mezclado con la ayuda de una cuchara de palo.

El truco para que el zarangollo quede suave está en no cocinar demasiado el huevo y apartar del fuego hasta que se cuaje, si lo vemos necesario.

Hay personas que toman solamente el sofrito, sin el huevo y otras que añaden a la receta patatas junto al calabacín.

De cualquier forma está delicioso y es sencillo y económico.

Deja un comentario