Un universo gastronómico sensorial

Cada vez más, la alta cocina está trabajando en una dirección muy clara: generar experiencias inolvidables en los comensales a través de la fusión de sensaciones gustativas, olfativas, visuales, táctiles e incluso auditivas. Estimular la sensibilidad integral se convierte, de este modo, en un medio y una finalidad para la gastronomía más elevada, algo con lo que los chefs más afamados consiguen sorprender permanentemente a su público. La texturas, los sabores, los aromas, la mezcla de colores y la presentación adquieren, por lo tanto, una importancia mayúscula.

Un universo gastronómico sensorialMás allá de la creatividad y el talento culinario de estos genios de la alta cocina, la tendencia se está imponiendo en todo el sector restauración, cuyos profesionales tienen claro que, cada vez más, los factores de influjo subconsciente y ese halo sensorial adicional en sus platos influyen decisivamente en la valoración final de sus menús. En consecuencia, contar con colaboradores de primerísimo nivel en el sector de la hostelería y la restauración se convierte en un valor adicional incontestable.

Una empresa como Caterideas es un aliado excepcional en esa búsqueda permanente de la excelencia gastronómica y el liderazgo sensorial. Por medio de un equipo joven y entusiasta, con amplia experiencia en el sector y una consolidada trayectoria, esta empresa pone a disposición del canal HORECA los productos de los mejores fabricantes internacionales, contribuyendo a potenciar al máximo el nivel estético y la percepción global de cada uno de los platos. La presentación, sin duda, es una cuestión determinante en el éxito gastronómico actual: este tipo de proveedores ponen a disposición del restaurador cubiertos innovadores —como la pinza para tapas ideada por Ferran Adrià, conocida como el cuarto cubierto—, hermosísimas colecciones de copas, vasos y botellas, bandejas, cúpulas y fuentes de melamina, así como platos decorados a mano que propician esa atmósfera excepcional, genuina y carismática que debe acompañar, en nuestros días, a cualquier propuesta gastronómica.

Porque ese universo sensorial que precisa nuestro público depende, además de las materias primas y el talento culinario que aplicamos, de los complementos, accesorios y detalles con los que adornamos, preparamos y presentamos cada plato.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: