Tarta de chocolate Guiness

Realizar tartas suele ser algo muy habitual en la gente a la que le gusta cocinar y muchas veces es interesante probar con recetas nuevas. Tal es el caso de la tarta Guiness, una tarta elaborada con cerveza cuyo resultado es espectacular.

Tarta de chocolate Guiness

Tarta de chocolate Guiness, Ingredientes

    • 250 gr. de harina de repostería
    • 75 gr. de cacao puro en polvo (Valor)
    • 400 gr. de azúcar
    • 2 ½ cucharaditas de bicarbonato
    • 250 ml. de cerveza negra Guinness
    • 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 140 gr. de nata líquida para montar (35% m.g.)
    • 2 huevos
    • cucharadita de vainilla líquida

    Cobertura

    • 150 gr. de azúcar: si queréis que no esté demasiado dulce podéis usar azúcar moreno.
    • 300 gr. de queso cremoso, tipo Philadelphia
    • 360 gr. de nata líquida para montar (35% m.g.). Es conveniente que la nata este muy fría de manera que tendremos que mantenerla en la nevera hasta poco antes de comenzar a usarla y, además, tendrá que tener un mínimo de 35% de materia grasa para que se monte adecuadamente.

Tarta de chocolate Guiness, Preparación

Lo primero que vamos a hacer es el bizcocho ya que tendremos que hornearlo y, mientras tanto, podremos dedicarnos al frosting.

Encendemos el horno y lo ponemos con calor arriba y abajo, a unos 180 grados para que vaya cogiendo temperatura. Además, aprovechamos para engrasar un molde redondo de unos 22 o 23 cm de diámetro, el cual será nuestra base para realizar la tarta.

En el vaso de la thermomix echaremos la harina, el cacao en polvo, el azúcar y el bicarbonato programando 20 segundos a velocidad 6 para mezclar bien todos los ingredientes secos. Reservamos dicha mezcla en un bol.

Posteriormente echaremos en el vaso la mantequilla cortada en pequeños cachitos y la cerveza. Ojo, debéis tener la mantequilla a temperatura ambiente para que se deshaga bien y no queden grumos a la hora de hacer la mezcla. Programaremos la thermomix durante 4 minutos, temperatura 70º y velocidad dos. Una vez acabe añadiremos la nata del frigorífico, los huevos y la esencia de vainilla programando 30 segundos a velocidad 3 para que se mezcle todo bien.

Una vez tengamos todo mezclado incorporaremos la mezcla de ingredientes secos que teníamos en el bol y mezclamos durante 30 segundos a velocidad 3 y medio. Una vez termine tendremos la masa de nuestro bizcocho de manera que podremos rellenarlo y meterlo a hornear durante 50 o 60 minutos (dependerá del horno).

Recordar que un truco para saber si el bizcocho está hecho es pincharlo con un palillo y comprobar que éste sale completamente limpio.
Mientras se hace el horno limpiaremos el vaso de la thermomix para poder preparar el frosting de decoración.

Lo primero que tenemos que hacer es añadir el azúcar y programar 25 segundos a velocidad progresiva 5-7-10. Esto nos servirá para hacer el azúcar glass y que no queden grumos aunque también podemos optar por usar azúcar glas directamente y saltarnos este paso.

Posteriormente añadiremos el queso y mezclaremos durante unos 50 segundos a velocidad 3. Debe quedarnos una crema suave. Esta crema la reservaremos en un bol. Finalmente, colocaremos la mariposa (no hace falta limpiar el vaso de la thermomix previamente) y añadiremos la nata para montarla. Programaremos la thermomix a velocidad 3 y medio pero sin tiempo, debemos estar pendientes hasta que se monte la nata y, cuando finalice, echarlo en el bol donde tenemos la crema de queso y mezclarlo con una espátula con cuidado de que quede ligero.

Una vez tengamos el frosting hecho solamente nos queda esperar a que el bizcocho se hornee y enfríe para colocarlo en la parte superior de la tarta y decorarlo a nuestro gusto.

Deja un comentario