Salsa inglesa

A la hora de pensar en una salsa casi siempre, la que me viene a la cabeza, es la salsa vinagreta, quizás la misma que te ha venido a ti en estos momentos. Sin embargo, en el mundo de la cocina hay muchos otros tipos de salsas y hoy quiero enseñarte a preparar una de ellas.

Se trata de la salsa inglesa, una salsa con la que puedes acompañar las carnes y también los pescados aunque lo cierto es que, para el pescado, no suele ser la mejor por el gusto dulce que le da (depende muchas veces del tipo de pescado que hayas cocinado).

Salsa inglesa

Salsa inglesa, Ingredientes

    • Medio litro de leche.
    • Maicena
    • 3 huevos
    • Vainilla en gotas
    • Azúcar

Salsa inglesa, Preparación

El primer paso para preparar una salsa inglesa va a ser separar las claras de las yemas de los huevos porque esta salsa solo usa las yemas (las claras las puedes reservar para otra cosa o hacer algún postre con ellas). Separadas ambas con las yemas debemos batirlas y añadirle, muy poco a poco porque si lo hacemos de un tirón no queda igual, la leche. Yo siempre me suelo guiar porque la leche caiga como un hilo para ir echándola. Tardo mucho de esta manera pero el resultado es incomparable a si lo hecho más rápido.

Terminados con la leche ahora nos tocará añadir una cuchara de maicena, una de azúcar y finalmente unas gotas de vainilla (empieza con cinco y si ves que no es suficiente para ti puedes echarle más, hasta 10 como máximo pues no queremos que solo sepa a vainilla).

Ahí no se acaba todo. Ahora nos hace falta poner todo en un cazo y éste al fuego para que se haga sin grumos a poder ser. No dejes que espese mucho (si lo hace tendrás que añadirle más leche e incluso otra yema más).

Deja un comentario