Salpicón de pechuga de pollo

Hoy vamos a hacer una alternativa al tradicional salpicón de marisco, pero con pechuga de pollo. Es un plato fresco y rico muy fácil de hacer. Es ideal para el verano, como primer plato o plato único para a cena. Es una buena opción para preparar la pechuga que hemos apartado o reservado al trocear el pollo. Aportará proteínas, vitaminas y muy poca grasa. Por otro lado, la salsa vinagreta es una buena alternativa a la tradicional salsa mayonesa o a otras como la César, ya que es mucho más ligera.

Salpicón de pechuga de pollo

Salpicón de pechuga de pollo, Ingredientes

    • 2 pechugas
    • 100 g de tomates cherry
    • 100 g de cebollitas en vinagre
    • 1 lata pequeña de aceitunas verdes sin hueso
    • 2 dientes de ajo
    • aceite de oliva

    Vinagreta:

    • 1 cebolleta
    • aceite de oliva
    • vinagre de jerez
    • 1 huevo cocido
    • cebollino picado
    • sal

Salpicón de pechuga de pollo, Preparación

Se cortan en dados las pechugas y los ajos en láminas. En una sartén se dora el ajo y se retira. En el mismo aceite se fríen los dados de pollo, añadiendo sal y se dejan escurrir sobre un papel de cocina para que absorba el aceite.
A parte, cortamos las cebollitas, los cherry y las aceitunas por la mitad y juntamos en un bol de cristal con el pollo y el ajo dorado.
Por otro lado preparamos la vinagreta, troceando el huevo cocido y la cebolleta en pedacitos pequeños. En un bol mezclamos un chorro de aceite y la mitad de la cantidad de vinagre, agitando con un unas varillas hasta que ligue bien, incorporando la cebolleta, el huevo y cebollino picado. Es mejor si lo preparamos antes y lo dejamos macerar media hora, para que se mezclen bien los sabores. Después se le añade al pollo y se mezcla bien antes de servir.

Deja un comentario