Rebanada de pan con tomate y jamón york

Hoy quiero enseñarte a hacerte una cena rápida en la que no vas a necesitar muchas cosas, o al menos no todas las cosas que necesitarías de otra manera. Es un plato que me suelo hacer cuando estoy cansada y, mientras me cambio, la comida se va haciendo de tal forma que está listo una vez quiera sentarme en el sofá o en la mesa.

Rebanada de pan con tomate y jamón york

Rebanada de pan con tomate y jamón york, Ingredientes

    • pan
    • queso rallado
    • tomate
    • jamón york

Rebanada de pan con tomate y jamón york, Preparación

Lo primero que necesitas es una rebanada de pan normal. El pan de sandwich también vale pero es mejor el pan normal porque lo vamos a meter al horno. Has de untarle una capa de salsa de tomate. Si el tomate no es algo que te guste puedes sustituirlo por queso de untar de tal forma que tengas una base más cremosa.

A continuación has de coger un poco de jamón york (si está partido en dados pequeñitos mejor) y echarlo por encima. A menudo también hago lo mismo con jamón serrano pero ten cuidado porque ése hace que salga algo salado.

Por último tienes que echarle por encima queso rallado. Lo mejor es casi cubrirlo sin que vaya a sobresalir demasiado.

El horno ha de estar a 250 grados con las dos resistencias. Cuando lo metas puedes bajar la temperatura a unos 200 grados y esperar que se vaya haciendo. En los 5 minutos últimos no tienes más que quitarle la resistencia de abajo y dejar que el queso se funda para mezclarse con el resto de ingredientes.

Puedes echarle más ingredientes si quieres, es algo que admite casi de todo así que no tendrás problemas en ello (hasta verdura puedes echarle).

El resultado será una rebanada crujiente con alimentos sanos y en poco tiempo, para disfrutar de una cena caliente después de un día duro de trabajo.

Deja un comentario