Pollo con pasta miso, nueces y uvas

Vale, quizás así, de golpe, penséis que estos ingredientes no combinan, pero os aseguro que el sabor del pollo con pasta miso, nueces y uvas es verdaderamente deslumbrante y tenéis que intentarlo por lo menos una vez.

Pollo con pasta miso, nueces y uvas

Pollo con pasta miso, nueces y uvas, Ingredientes

    • De 8 a 12 muslos de pollo deshuesados
    • 80 gr de pasta miso
    • 40 gr de la raíz de jengibre rallada
    • 4 cucharadas de mirin
    • 6 cucharadas de vinagre de sidra
    • 12 chalotes pequeños
    • 1 cucharada de aceite de girasol
    • 200 ml de vino blanco
    • 6 cucharadas de agua
    • sal marina y pimienta blanca recién molida
    • 125 gr de nueces rotas
    • 80 gr  de mantequilla sin sal
    • 1 cucharada y ½ de jarabe de arce
    • 250 gr de uvas rojas sin semillas
    • 1 cucharada de estragón picado

Pollo con pasta miso, nueces y uvas, Preparación

En un tazón grande, mezclamos la pasta miso, jengibre, mirin y cuatro cucharadas de vinagre. Después vertimos la mezcla sobre el pollo y lo combinamos hasta que los muslos se queden totalmente bañados. Cubrimos el bol o el tazón con papel film y lo dejamos reposar con el fin de que se marine. Durante la noche sería ideal.

Ponemos los chalotes en una cacerola pequeña, cubrimos con agua y llevamos a ebullición para cocinar durante cinco minutos. Colamos y cortamos los chalotes por la mitad longitudinalmente. Precalentamos el horno o el grill a un nivel alto. Luego vamos colocando los trozos de pollo en una bandeja, con la piel hacia arriba y toda la marinada durante unos diez minutos. Ahora es el momento de calentar el aceite de girasol en una olla grande que se adapte al pollo. Añadimos los chalotes y freímos a fuego medio durante cuatro minutos. Agregamos el vinagre restante, reducimos unos segundos y luego vertimos el vino, media cucharadita de agua, sal, un poco de pimienta blanca y continuamos con la cocción durante seis minutos.

Retiramos el pollo de la parrilla y lo agregamos a la sartén o a la olla que hayamos usado junto a sus jugos de cocción. Revolvemos suavemente y lo llevamos todo a fuego lento-bajo. Tapamos la olla y cocinamos durante tres o cuatro minutos. Retiramos el pollo y dejamos el recipiente a un lado. Por último, añadimos las nueces, la mantequilla, el jarabe de arce y las uvas a la olla o sartén y cocinamos durante dos o tres minutos o hasta que la mantequilla emulsione.

¡Que aproveche!

Deja un comentario