Pato a la naranja

Hoy te indicamos una receta nada fácil de hacer y con muchos pasos de por medio, así­ coge papel y boli y apunta toda la elaboración para no saltarte ni uno solo. Se trata de Pato a la naranja, ya sabes, para dí­as importantes en los que celebrar alguna cosa.

Pato a la naranja

Pato a la naranja, Ingredientes

    • 1Pato de 1,8 kg aproximadamente
    • Naranjas: 5 unidades
    • Contreau: 1 copa
    • Vinagre: 1 cucharada sopera
    • Mantequilla: 1 cucharadita pequeña
    • Caldo de carne: 1 copa
    • Maicena: 2 cucharaditas
    • Sal: 1 pellizco
    • Pimienta: 1 pellizco

Pato a la naranja, Preparación

Lo primero que haremos será vaciar el pato, se despluma y se limpia muy bien por dentro y por fuera, lo limpiaremos debajo del grifo con agua frí­a y a presión para que todas las impurezas se desprendan de la piel.

En una cazuela de cristal refrectario honda, se pone la mantequilla y se lleva al fuego. Cuando la mantequilla se ha derretido, se coloca el pato entero dentro de la cazuela y se deja dorar a fuego muy fuerte por los dos lados.

Una vez dorado el pato, se retira del fuego y se reserva para el paso siguiente.

A parte, cogemos una de las naranjas, se exprime y se agrega a la cazuela junto al pato con el caldo de carne y el vinagre. Se lleva a la ebullición y cuando empieza a hervir se baja el fuego y se deja cocer durante 20 minutos.

Pasado este tiempo se separa el pato y se pone en una fuente aparte procurando que conserve la temperatura -se puede colocar en el horno para evitar que se enfrí­e -.

La salsa que permanece en la olla debe cocerse a fuego lento durante 5 minutos más y durante este tiempo se debe remover contí­nuamente con una cuchara de madera para que no se pegue.

Pasado este tiempo de cocción se separan las posibles espumas de grasa que flotan en la salsa y se pasa por el colador chino para que quede más fina.

Una vez que la salsa ha pasado por el colador chino se salpimenta y se le agrega el resto de Contreau reservado anteriormente. Con un cucharón se aparta un poco de salsa y se pone en un bol. A este bol se añade la maicena y se remueve muy bien para que la maicena quede bien disuelta.

Se devuelve el contenido del bol a la cazuela y se lleva a la ebullición removiendo contí­nuamente hasta que la salsa espese y quede con una textura más cremosa.

Por otro lado se pelan las naranjas y se separan sus gajos. Se hecha la mitad de los gajos dentro de la cazuela con la salsa, se dejan calentar con el mismo calor de la salsa y se aparta la cazuela del fuego.

Se echa un poco de salsa (sin gajos) por encima del pato y se decora con los gajos crudos que se han reservado.

El resto de la salsa (con los gajos incluí­dos) se sirve en una salsera aparte.

Es importante que este plato se sirva bien caliente ya que la textura y el sabor tan caracterí­sticos de este manjar podrí­a quedar alterado si se sirve frio. Si por cualquier razón no encontráis un pato, también podriáis realizar la receta con un pollo.

Imagen: Gallina Blanca

Deja un comentario