Patatas con nata al horno

Este plato es un excelente entrante,  o se puede utilizar como guarnición ideal tanto para carne como para pescado. Es suave y es un bocadito muy agradable de comer.

Se sirve en pequeñas porciones para acompañar el plato principal.

Además la ventaja es que pueden usarse diferentes variantes en la elaboración del mismo:

* Por ejemplo, las patatas se pueden cocer con su piel y luego, una vez frías, cortarse en rodajas gruesas y proceder después según lo indicado. Se puede agregar cualquier tipo de alimento a las patatas como daditos de jamón de pato, también se pueden poner daditos de pimiento rojo y verde previamente frito, se pueden poner láminas de champiñones, pollo…etc.

* Otra opción es en lugar de nata usar leche evaporada y así se hace más ligero.

* Otra alternativa sería cubrir las patatas con una bechamel clarita.

Patatas con nata al horno

Patatas con nata al horno, Ingredientes

    • 8 patatas medianas
    • 1 cebolla
    • 300 ml de  nata para cocinar
    • sal y pimienta

Patatas con nata al horno, Preparación

Empezamos pre-calentando el horno a 225 grados.

A continuación, untamos una fuente resistente al horno con margarina o mantequilla al gusto.

Seguidamente, pelamos las patatas y las cortaremos en rodajas muy finitas depositándolas en la fuente. El siguiente paso es salpimentar las patatas en la fuente.

Cortaremos la cebolla en rodajitas muy, muy finitas y la pondremos encima de las patatas. A continuación, taparemos la cebolla con el resto de las patatas. Pondremos unos trocitos de margarina o mantequilla al gusto y echaremos aproximadamente unos 200 ml de la nata para cocinar.

Meteremos en el horno y cuando las patatas empiecen a dorarse, añadiremos el resto de la nata (100 ml de nata para cocinar).

Pinchamos las patatas con un tenedor para saber cuándo están hechas; si están listas retiramos las patatas del horno.

Como comentamos es un acompañamiento ideal para comer antes del plato principal.

Deja un comentario