Pastel frío de atún

Hoy prepararemos pastel frío de atún, una receta sencilla para los días en los que no tenemos mucho tiempo para cocinar o no tenemos ganas de encender los fogones. Se trata de un plato frío, que suele resultar delicioso tanto a niños como mayores.

A mí me gusta prepararlo para cenar, que es el momento en el que me concedo la comida más apetitosa del día, ya que tengo más tiempo para disfrutarla.

Veremos que este pastel frío de atún es una versión de los huevos rellenos, pero suelo prepararlo para que los niños lo coman con más agrado, ya que cuando ven los huevos cocidos suelen poner pegas.

Pastel frío de atún

Pastel frío de atún, Ingredientes

    • 4 huevos
    • 1 paquete de pan de molde para tartas
    • 2 latas de atún
    • 50 g de tomate frito
    • 150 ml de aceite de girasol
    • A cucharada de vinagre
    • 1 tomate de ensalada
    • Sal

Pastel frío de atún, Preparación

Ponemos a cocer 3 de los huevos, y con el que nos queda preparamos la mayonesa, batiéndolo junto al aceite de girasol, el vinagre y una pizca de sal. Cuando esté terminada, la dejamos enfriar en la nevera.

Pelamos los huevos duros y los partimos en trocitos muy pequeños, reservando una de las yemas para decorar.

Mezclamos el atún con el huevo duro y el tomate, hasta que formamos una pasta uniforme.

Lavamos el tomate y lo partimos en rodajas.

Empezamos a emplatar, colocando una loncha de pan de molde (o 2 rebanadas de pan sin corteza) y cubriéndola con la masa de huevo y atún, colocamos otra rebanada, ponemos un poco de mayonesa y rebanadas de tomate y así montamos hasta que acabamos con todos los ingredientes.

Cubrimos la última rebanada con la mayonesa que ha sobrado y decoramos con ya yema de huevo triturada.

Deja un comentario