Pastel Azteca

El pastel azteca es una receta muy popular en la cocina mejicana. Aquí es poco conocida, sobre todo, porque cuando leemos la receta original, algunos de los ingredientes ni los conocemos, pero podemos hacer una versión lo más parecida posible. De esta manera, sustituiremos uno de los ingredientes originales, el chile poblano, por nuestro pimiento verde. El chile poblano es ligeramente picante, así que si nos gusta que la receta pique un poquito, incorporaremos en uno de los pasos de elaboración una pimienta cayena para dar más sabor. El elote no es otra cosa que maíz dulce y los jitomates, tomates maduros.

Por otro lado, necesitaremos tortitas de maíz, lo cual ya no es complicado conseguir, ya que se venden en paquetes para preparar fajitas, eso sí, tenemos que fijarnos que son de maíz y no de trigo.

Pastel Azteca

Pastel Azteca, Ingredientes

    • 1 paquete de tortitas de maíz
    • 1 cebolla pequeña
    • 2 tomates maduros
    • 2 pimientos verdes grandes
    • 1 lata pequeña de maíz dulce
    • 1 pechuga de pollo
    • 250 ml de nata de cocina
    • 200 g de queso rallado
    • Aceite de oliva
    • Orégano
    • Sal

Pastel Azteca, Preparación

Ponemos a cocer la pechuga de pollo con sal hasta que esté bien hecha. Después, la dejamos enfriar, la cortamos en trocitos y los deshebramos.

Ponemos a asar los pimientos verdes en el horno, a 180 grados hasta que queden bien tostados. Después, los dejamos enfriar y les quitamos la piel y las semillas, como hacemos con los pimientos rojos.

Mientras tanto, vamos a pochar la cebolla en una sartén, incorporando el tomate pelado, ½ cucharadita de orégano. En este punto podemos agregar una pimienta cayena si queremos dar a la receta un puntito picante.

Cuando estén fritos trituramos los ingredientes con la batidora y ponemos a calentar nuevamente la salsa resultante en la sartén junto con el pimiento verde, partido en trozos.

Bien, ahora montaremos el pastel. Para ello, ponemos un poco de nata en el fondo del molde que vayamos a utilizar, para que no se nos agarre. Después colocamos una capa de tortilla de maíz (podemos cortarlas para adaptarlas a la forma del molde), otra capa en la que pondremos nata y el pollo deshebrado junto con el maíz. Sobre éste, la salsa que hemos triturado. Volvemos a montar otra capa de tortitas y el resto de ingredientes hasta que los acabemos. Por último, espolvoreamos el queso rallado y metemos al horno a gratinar durante 10 minutos.

Deja un comentario