Ossobuco

Entrepucheros te invita a preparar esta receta de cocina de Ossobuco

Ossobuco

Ossobuco, Ingredientes

    • 4 rodajas de morcillo con hueso de unos 300grs. Cada una.
    • 2 ó 3 cucharadas de harina
    • 1dl de aceite de oliva
    • 1 cebolla gorda
    • 2 ó 3 zanahorias
    • 2 ramás de apio
    • 1dl de vino blanco seco
    • 4dl de tomate natural triturado
    • 1 hoja de laurel
    • ½ cucharadita de azúcar
    • ½ cucharadita de salvia seca
    • sal y pimienta

    Para agregar al final:

    • 1 diente de ajo
    • piel rallada de limón
    • 2 cucharadas de perejil picado

Ossobuco, Preparación

En una bolsa de plástico poner las tres cucharadas de harina y un poquito de sal y pimienta.
Introducir en esta bolsa los trozos de carne de uno en uno, cerrada bien con la mano y agitarla para que el ossobuco quede envuelto por todas partes de harina.
Sacudir bien cada trozo, cuando lo sacamos de la bolsa, para que se quede adherida una mínima película.
Picar finamente la cebolla, la zanahoria y el apio.
En el aceite caliente dar una vuelta por los dos lados a los ossobucos cuidando que no se peguen en la cazuela ( yo lo hago en la misma olla donde los cocino)
A continuación sofreír la cebolla , la zanahoria, el apio y el tomate tapando y removiendo de vez en cuando.
Añadir el vino, el azúcar, el laurel y la salvia
Tapar ahora con la tapadera de presión la olla y si es superrápida poner unos 12 ó 15 minutos.
Al cabo de ese tiempo comprobar que esté blanda, si no cocer un poco más. Si es una buena olla con ese tiempo ya es suficiente.
Una vez cocida la carne, añadir el ajo muy finamente picado, la piel rallada de limón y el perejil también muy picado; remover con la cacerola en el fuego durante 1 minuto nada más y servir sin cocer más.
Esta receta está mejor de un día para otro.
El aroma de la piel de limón es fundamental en este plato, así como el sabor ligeramente crudo del ajo picado que echamos en el último momento y le confieren al plato un sabor muy bueno, pero hay que añadirlos al final para conservar las esencias

Deja un comentario