Ñoquis en salsa de salvia

Entrepucheros te invita a preparar esta receta de cocina de Ñoquis en salsa de salvia

Ñoquis en salsa de salvia

Ñoquis en salsa de salvia, Ingredientes

    • 1 PAQUETE DE ÑOQUIS FRESCOS
    • 1 BARRA DE MARGARINA CON SAL
    • 10 HOJAS SALVIA VERDE GRANDE
    • 5 DIENTES DE AJO
    • ACEITE DE OLIVA EXTRAVIRGEN
    • SAL Y PIMIENTA

Ñoquis en salsa de salvia, Preparación

hervir agua y montar los ñoquis, revolver para que no se peguen; cuando están retirar del fuego, colar y reservar; llevar a una sartén un chorrito de aceite y calentar junto con la margarina y los ajos majados; agregar las hojas de salvia y revolver hasta que las hojas se vuelvan transparentes, no dejar que seque la margarina; salpimentar y apagar; verter los ñoquis sobre la sartén y revolver muy bien en la salsa; servir caliente con parmesano reggiano rallado….

Esta receta Italianíssima me la hizo llegar mi sobrina Claudia Macero quien vive en la bella Italia y para su beneplácito y provecho y para envidia mia se regodea en el maravilloso mundo gastronómico de la idílica bota del lacio;son tantas las ocasiones en que la imagino degustando las ricas pastas frescas caseras, libando los tintos de la Umbría, o verla tornar sus ojos café por el glauco oleaginoso de un autentico extravirgen de oliva; degustar un buen trozo de Gran padano o un picantoso reggiano acompañado de una humeante Margarita o una Napolitana primás de la antigua focaccia, sin olvidarme, por supuesto de la infaltable presencia de la latinísima supeta de calamares y una buena frangula al vongole, un saltimboca romano y un autentico cartoccio; y para mitigar mi profunda pena me obsequió desde allá un poema del insigne escritor italiano Dionisio Borra sobre el cálido abrazo que nos trae el año nuevo..

IL CAPODANNO
Giungi como un tramonto od un amore
come un soffio di vita che s’avanza
come un fiato sottile che evapora
e che diffonde un’ultima fragranza.

Tu sei promesa per ocluí che ancora
senti il ventenne ardor d’una speranza
e al vecchio, cui l vita si scolora,
tu sei rimpianto mite e ricordanza.

Pure te benedice il cuor d’ognuno
e colla tua Leticia lusinghiera
giammai tu giungi come un importuno.

Una sosta tu sei nel gran cammino…
riparte l’uno verso la sua sera;
riparte l’altro verso il suo mattino.

Dionisio Borra

Deja un comentario