Lenguado gratinado sobre cama de espinacas

Esta receta es una forma muy sabrosa de preparar lenguados al horno. Es ideal para los fines de semana o días en los que tenemos tiempo para cocinar, además, todos sus ingredientes son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado. El lenguado puede ser fresco o congelado, ya que de cualquier forma nos quedará un plato muy jugoso.

Lenguado gratinado sobre cama de espinacas

Lenguado gratinado sobre cama de espinacas, Ingredientes

    • 4 lenguados
    • 1 kg de espinacas
    • 3 o 4 cucharadas de jugo de carne
    • 100 g de queso rallado
    • 100 g de nata líquida
    • Salsa bechamel (mantequilla, harina y leche)
    • Sal
    • Pimienta

Lenguado gratinado sobre cama de espinacas, Preparación

Lo primero que haremos será limpiar los lenguados  y ponerlos a calentar en un cazo, cubiertos  con unos dedos de agua. Cuando empiecen a hervir los retiramos y ponemos a secar en un escurridor o paño limpio.

Mientras preparamos la bechamel y cuando espese, añadimos 3 o 4 cucharadas de caldo de carne, la nata líquida y la mitad del queso rallado, sazonando con sal y pimienta. Dejamos que enfríe para que espese de manera adecuada y mientras, ponemos a altear las espinacas en una sartén con aceite y un diente de ajo partido en láminas.

Colocamos las espinacas en la fuente que vamos a utilizar para hornear y sobre ellas, ponemos el pescado. Además de aportar sabor al plato, evitarán que el pescado se pegue al culo de la fuente. Cubrimos con la salsa bechamel y espolvoreamos el resto del queso por encima.

Con el horno a temperatura fuerte por ambos fuegos, metemos la fuente y dejamos gratinando unos 10 minutos.

Cuando el plato coge un color dorado lo retiramos y podremos servir.

Deja un comentario