Callos con garbanzos – cuidado con el colesterol

Este original plato de todos conocidos, es de los más famosos en nuestra gastronomí­a española, a la vez de un sabor intenso con lo que es recomendable degustar en temporada de frí­o, ya que todos sus ingredientes son un alto poder calórico y no es nada recomendable para aquellos lectores que tengan colesterol.

Callos con garbanzos - cuidado con el colesterol

Callos con garbanzos - cuidado con el colesterol, Ingredientes

    • 1 kg de callos
    • 1 kg de garbanzos cocidos
    • panceta ó tocino beteado
    • 100 grs de almendras tostadas
    • ajos de 1/2 a 1 cabeza
    • pimienta
    • 2 hojas de laurel
    • 1 pizca de comino
    • rallar un poco de nuez moscada
    • 1 cucharada de pimentón dulce
    • 1 sobrecito de azafrán
    • 1 pastilla de caldo de pollo
    • 1 morcilla
    • 1 chorizo
    • 1 cabeza de ajos
    • aceite de oliva
    • sal.

Callos con garbanzos - cuidado con el colesterol, Preparación

Comenzaremos picando a cuadraditos los trozos de callos no muy pequeños, una vez picados verter en una olla junto con los trozos de pancetas o tocino beteado y los garbanzos, todo ello que quede cubierto de agua, con fuego intenso. Cuando comience a hervir, con una espumadera quitar la espuma que se forma y repetir la operación hasta que suelte toda la espuma. Añadir seguidamente una cabeza de ajos previamente ya asada, si le va faltando agua agregar pero que esté caliente.

Una vez que están cocidos los callos y los garbanzos, añadir un poco más de agua, el laurel, la sal sin pasarse y una pastilla de caldo de pollo desmenuzada.

En un mortero se prepara el majado, que después incluiremos en la olla, se echan las almendras, 1 diente de ajo, pimienta, comino y una pizca de nuez moscada. Se machaca todo bien, hasta que quede todo en una pasta densa – también se puede triturar con una batidora – añadir a la olla, se echa un chorrito de aceite de oliva, el pimentón dulce y el azafrán. Cuando esté todo bien cocido se le añade una morcilla troceada en rodajas no muy finas y un chorizo troceado de igual manera, dejar cocer durante 10 minutos y apártalos un rato antes de degustar.

Este plato, en algunos lugares puede ir acompañado de 1 guindilla y por supuesto, de un vino tinto con cuerpo.

2 Comentarios - Escribe un comentario

  1. Hay que tener mucho cuidado cuando se hacen comentarios de carácter sanitario no contrastados. Aunque se incluyen los callos dentro de los productos de casquería, eso no significa ni mucho menos que tengan las cantidades de colesterol que aparecen en otro tipo de vísceras. No voy a cometer el mismo error y decir que sea saludable, pero como producto preparado su contenido puede ser inferior a productos como la merluza.

  2. Gracias por el aporte Jose Manuel, pero cuando nos referimos a alto valor protéico nos referimos al plato en conjunto, no solamente las vísceras, porque no me negarás que la panceta y el chosrizo está indicados para personas con problemas de colesterol, o sí?

    Un saludo

Deja un comentario