Caldo gallego

Un plato de cuchara gallego, ideal para los inviernos crudos que rigen por esos lares, pero unos de los clásicos en nuestra gastronomia española. El caldo gallego.

Caldo gallego

Caldo gallego, Ingredientes

    • 100 gramos de judí­as blancas
    • 1 hueso de lacón con algo de carne
    • 1 hueso de rodilla de ternera
    • 1/4 de carne de vaca (morcillo u otra)
    • 2 patatas medianas
    • 300 gramos de grelos (nabizas o repollo)
    • un poco de unto (una cucharada sopera más o menos)
    • agua y sal

Caldo gallego, Preparación

Se ponen las judí­as en remojo unas 3 horas antes de ir a cocerlas.

En una olla se ponen unos 4 litros de agua frí­a, se echa la carne, el lacón, el hueso de ternera y el unto y se deja cocer durante 1 hora a fuego mediano.

Mientras tanto se ponen las judí­as en un cazo con agua frí­a y sin sal. Se ponen a cocer también y cuando rompe el hervor, se tira toda el agua y se vuelve a poner agua frí­a que las cubra bien, pero no demasiado. Se dejan cocer durante media hora y se añaden entonces a la olla con su caldo. Se cuece todo hasta que las judí­as están blandas, más o menos en total 1,5 hora – depende de la clase de judí­as -.

Se echarán ahora las patatas peladas, cortadas a cuadraditos y lavadas. Se dejan cocer otros 15 minutos, poniendo entonces la sal y se incorporan los grelos, a los cuales se le quitan los tallos, se pican las hojas y se lavan bien. Se deja cocer todo junto durante 20 o 30 minutos más. Se prueba el caldo para rectificar de sal si hace falta y se sirve en sopera.

Nota.- Este caldo está mejor hecho la ví­spera y recalentado.

Deja un comentario