Boladillos

Los boladillos son uno de los postres que más puede gustarles a los niños pequeños sin embargo has de tener en cuenta que cogen muchísimo aceite y eso, para algunas personas, puede no ser bueno, o al menos no pueden tomar tantos como quisieran.

Se hacen con la misma masa que los roscos caseros solo que se deja mucho más líquida, normalmente echándole menos harina pero sí la misma cantidad de levadura, de tal forma que, al freírlos, éstos se hinchan mucho.

Boladillos

Boladillos, Ingredientes

    3 huevos
    leche (la que admita)
    ralladura de limón (o vainilla en polvo, lo que más te guste)
    harina (la que admita)
    1 sobre de levadura
    5-6 cucharadas de aceite previamente tostado con una cáscara de limón


Boladillos, Preparación

En un bol echamos la ralladura de limón, los 3 huevos, y las 5-6 cucharadas de aceite. Movemos bien y añadimos 4 cucharadas de azúcar. A continuación añadimos un poco de harina junto con la levadura. Mezclamos y vemos si la masa no queda demasiado espesa. Si es así es la lecha la que nos ayuda a ponerla más líquida.

A la hora de freírlos yo suelo coger una cuchara y llenarla volcándola después sobre la sartén, con cuidado para que no salpique. Esto hace que al principio caiga como una bola pero no te preocupes porque, como el aceite ha de estar caliente, en pocos segundos sube a la superficie y empieza a hacerse. No hay que dejarlos mucho en la sartén porque se pueden pasar (y se ponen duros antes).

Una vez sacados y dejado que suelte aceite podemos pasarlo por una mezcla de azúcar y canela (al gusto) que es como están más buenos. Calientes están deliciosos y apenas se le nota el aceite. Conforme pasa el tiempo sí que se le nota más.

Deja un comentario