Arepas de hígado “Don Juve”

Entrepucheros te invita a preparar esta receta de Arepas de hígado

Arepas de hígado

Arepas de hígado, Ingredientes

    • PAQUETE DE HARINA DE MAIZ PRECOCIDA
    • 1 KG DE HIGADO DE RES (ENTERO)
    • 2 PIMENTONES VERDES Y 1 ROJO
    • 2 CEBOLLAS GRANDES
    • 1/2 TACITA DE VINAGRE
    • 1/2 TACITA DE ACEITE
    • SAL CONDIMENTADA
    • 1 KG DE QUESO BLANCO DURO RALLADO

Arepas de hígado, Preparación

Se sancocha el higado entero y se deja enfriar. Se hacen las arepas de tamaño normal. Se rlla el higado por la parte gruesa del rallo. Se cortan en cuadritos las cebollas y el `pimenton, en un bol se unen con el higado, el vinagre el aceite y la sal. Se rellenan las arepas clientes y se sirven en una bandeja en la mesa en la cual se coloca un servidor con el queso rallado para que cada quién rocíe su arepa con queso.

Esta receta se extrenó en la casa de mi dilecto amigo Don Juvenal Hernández, cronista oficial de la ciudad de El Tinaco en el Estado Cojedes Venezuela. Hombre preclaro de numen extenso y mientes de ascendencia lirófora. Poeta de fina pluma y delicado verso; compositor y autor de una considerable zaga de libros que van desde poesía del corazón, ensayos e investigaciones que enriquecen el acervo cultural de esa region, hasta elucubraciones en el mundo de la política sus aportes a la historia ecleciastica son de obligada consulta en el antro seminarista venezolano. Es su casa una cofradía( no tan secreta)que reune lo mas granado y rancio de la bohemía san carleña; su conversación amena e interlocutoria, nos obsequia la fresca brisa del nuevo día de las ideas ingobernables de la libertad.

“En una de las múltiples tenidas que antologizan en su casa, Don Juve refiere que no tenemos nada para comer en el mientras, salvando sólola existencia de un pedazo de hígado y un poco de harina de maíz, lo que pondría la situación en ventaja; después de descabezar las ideas y los gustos, Don Juve cual paladín al rescate, desarrolló d seguido sus famosas AREPAS DE HIGADO, que desde esa fecha felizmente llevan su nombre

Deja un comentario