Aproveche los poderes del ajo

Los beneficios de este condimento son múltiples: protege contra el cáncer, es antibacteriano y mejora la circulación sanguínea. Sus poderes curativos pueden ser maximizados a través de una serie de pautas que le brindaremos a continuación.

Fresco: Es más conveniente comer el ajo crudo machacado, ya que contiene glicina, un compuesto que libera elementos saludables. Para reducir el olor desagradable, corte un diente a la mitad y frótelo en la superficie de una ensaladera de madera.

Picado: Si lo divide en trocitos, lo machaca o lo aplasta, liberará una mayor cantidad de sustancias benéficas.

Poco cocido: Al cocer demasiado el ajo se pierden muchas de sus propiedades nutritivas. Por eso, la recomendación es que lo haga de forma leve y moderada.

En otras formas: Puede aprovecharlo en diferentes preparaciones (crudo, cocido, en polvo). Todas ellas tienen compuestos importantes.

Compartir este artículo

Deja un comentario

¡Ediciones Letra Grande hace literatura para todos!
Disponible para Amazon Prime