Albóndigas de amaranto y garbanzo

Con este plato vamos a hacer las delicias de vegetarianos y personas que no tomen carne ni huevo, aunque están deliciosas para cualquiera y sobre todo, llenas de propiedades beneficiosas para la salud. Están elaboradas a base de dos ingredientes muy saludables, el garbanzo, rico en fibra y proteína vegetal y el amaranto, considerado un supercereal con un elevado aporte de proteínas, de triptófano y de lisina, un aminoácido esencial para el organismo.

Albóndigas de amaranto y garbanzo

Albóndigas de amaranto y garbanzo, Ingredientes

    • 500 g de garbanzos cocidos
    • 200 g de amaranto
    • 2 dientes de ajo
    • 1 rama de perejil
    • Aceite de oliva
    • Sal

Albóndigas de amaranto y garbanzo, Preparación

Ponemos a cocer el amaranto poniendo el doble de agua que de cereal, en este caso, 400 cl.

Dejamos hervir hasta que se consuma toda el agua y retiramos.

Añadimos los garbanzos y un buen pellizco de sal y trituramos con la batidora o machacando con un tenedor, dependiendo de si las queréis finas o grumosas.

Añadimos el ajo y el perejil picaditos y mezclamos bien toda la masa. Dejamos reposar 30 minutos en el frigorífico antes de dar forma a las albóndigas, lo cual es muy sencillo si usamos un vaso con un par de cucharadas de harina en su interior y giramos enérgicamente la masa.

Cuando las tengamos todas hechas, ponemos a calentar aceite de oliva y las vamos friendo hasta que estén doradas.

También las podemos hacer al horno, introduciéndolas en una bandeja con el horno a 180 º por ambos lados.

Están ideales acompañadas de ensalada o con salsa de tomate natural rallado.

Deja un comentario