Salsa de frambuesa

Las salsas siempre son especiales porque, para algunas personas, suponen la forma para tomar la comida sin que se les haga demasiado seca en la boca o no puedan tragarla con ganas. Por eso preparar alguna salsa para las comidas puede ser una de las mejores soluciones a dar a tus platos para que además no se quejen tanto de que la carne o el pescado esté seco.

En este caso la salsa que te propongo es una salsa dulce así que ten cuidado con las personas diabéticas o aquellas que no puedan tomar mucho dulce para no hacerles tener un compromiso de tomarla sin poder hacerlo. Sin embargo a los niños seguro que les gusta mucho y quizás así se tomen el pescado.

Las frambuesas puedes cambiarlas por otras frutas. Yo lo he probado con fresas y también sale bueno e incluso con manzana. Con naranja también lo he probado pero se deshace demasiado y quedan grumos. Pero si después se cuela no hay problema y está buena aunque la acidez de la naranja es algo a tener en cuenta.

Salsa de frambuesa

Salsa de frambuesa, Ingredientes

    100 gramos de azúcar

    50 gramos de frambuesas

    2 vaso de jerez dulce

    Menta fresca

    Zumo limón

    Sal


Salsa de frambuesa, Preparación

Lo primero a hacer es poner una sartén al fuego con el zumo de un limón. Echamos también el azúcar y caramelizamos hasta que se dore. Es cuando debemos echarle las frambuesas para que tomen el color y sabor de ese caramelo.

A continuación echamos el vino de jerez dulce junto con la menta bien picada. Dejamos que espese unos 10 minutos (si ves que no espesa puedes echarle una cucharada de maizena para ayudarte a ello).  Una vez hecha solo las de sazonar y servirla tanto para carnes como para pescados, lo cierto es que, aunque es una salsa dulce, le va bien a ambos tipos de platos.

Deja un comentario