Raviolis de requesón y espárragos

Esta receta te aporta al organismo unas 685 calorías. Tiene un tiempo de preparación de unos 45 minutos y 35 minutos de cocción. Rinde para 4 porciones y tiene una dificultad media.

Más aromático:

  • Este plato, que aporta carbohidratos, proteínas y la fibra de los espárragos, admite muchas variaciones en el relleno; queda delicioso con espinacas cocidas.
  • Si prefieres hacerlo más sencillo, puedes emplear sólo el requesón. Aromatízalo con una pizca de nuez moscada recién rallada.
Raviolis de requesón y espárragos

Raviolis de requesón y espárragos, Ingredientes

    • ½ kg de harina
    • 4 huevos
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • Sal
    • 2 o 3 cucharadas de queso rallado

    Para el relleno:

    • 150g de puntas de espárragos trigueros
    • 125g de requesón
    • Sal
    • Pimienta

Raviolis de requesón y espárragos, Preparación

  1. Trabaja la masa: Tamiza la harina con ½  cucharadita de sal y forma un volcán con ella. Coloca en el centro los huevos, 1 cucharada de aceite y 3 de agua fría. Amasa con los dedos hasta incorporar la harina. A continuación, trabaja la masa unos 15 mn; debe quedar suave y muy elástica.
  2. Lava los espárragos: Dale forma de bola a la masa y déjala reposar a temperatura ambiente envuelta en film transparente. Mientras, lava los espárragos y cuécelos en agua salada durante 10 mn. Escúrrelos, trocéalos y mézclalos con el requesón. Añade pimienta y trabájalo con un tenedor.
  3. Reparte el relleno: Divide la masa en 2 rectángulos del mismo tamaño y estírala con el rodillo hasta obtener dos planchas lo más finas posible. Ve colocando sobre una de ellas montoncitos de relleno; deja una distancia regular entre uno y otro. Después, cúbrelos con la otra lámina.
  4. Corta los raviolis: Con la ayuda de un cortapastas, forma los raviolis. Presiona bien los bordes para que no se salga el relleno. Cuécelos en abundante agua salada 20 mn. Escúrrelos, riégalos con un hilo de aceite y repártelos en 4 platos. Sírvelos en seguida, espolvoreados con el queso.

Deja un comentario