Pavo, una carne muy sana

Este alimento cada día está más solicitado por la población española. Las razones son varias: se trata de una carne magra, fácil de digerir, apta para muchas preparaciones y con un escaso contenido en colesterol.

Además, el pavo resulta muy proteico y destaca por su contenido en vitamina B, y minerales (como el potasio y el magnesio).

Otra de sus ventajas es que puede incluirse en dietas hipoalergénicas. Por todas estas virtudes resulta muy sano y adecuado para toda la familia y está indicado especialmente en la alimentación infantil y para aquellas personas que sufren molestias estomacales.

El pavo que se consume habitualmente procede de granja. El salvaje es más pequeño que el de corral, de carne más delicada y, por supuesto, mucho más sabroso.

A la hora de cocinarlo admite diferentes preparaciones: a la plancha, rebozado, al horno, guisado, relleno… también se puede incorporar, en trozos muy pequeños o en lonchas finas, a sopas, ensaladas o sándwiches.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: