Dile si a las grasas buenas

Dile si a las grasas buenas

Destierra la vieja creencia de que sólo eliminando las grasas de tu dieta podí­as adelgazar; al contrario, las necesitas para que tu organismo funcione correctamente. Pero no todas son iguales…

El alto valor calórico de la grasa (9 calorí­as por gramo) es el doble que el de las proteí­nas y los hidratos de carbono, y por ello la mayorí­a de las dietas las limitan y hasta eliminan la grasa del menú diario. Esto es correcto cuando hablamos de grasas saturadas, es decir, aquéllas de origen animal o vegetal presentes en la comida basura, los embutidos y los dulces. Sin embargo, cuando se trata de grasas buenas, no sólo no debes eliminarlas de la dieta, sino que es obligatorio que incluyas una ración moderada cada dí­a.

Se conocen como grasas buenas las monoinsaturadas y las poliinsaturadas. Las primeras son ricas en ácido oleico que ayuda a combatir el colesterol malo (LDL), protegiéndote de las enfermedades cardiovasculares. Las segundas contienen ácidos grasos esenciales, los ya famosos omega-3 (linolénico) y omega-6 (linoleico), cuyos beneficios para la salud son muchos según demuestran los más recientes estudios sobre nutrición.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: