Ensalada de berenjena (salata de vinete)

Saludos, hoy les vamos a proporcionar una receta bien sencilla pero muy rica, que nos puede servir tanto de acompañamiento, como entrante o incluso como salsa para untar en un buen desayuno. Nos vamos a Rumanía para enseñarles una variedad de una de las recetas típicas de este frío país, ideada por sus características con la finalidad de poder aguantar envasada el tiempo suficiente para consumirla en invierno. Y es que las duras condiciones climáticas que en ocasiones sufre Rumanía, obliga a ingeniar formas de guardar alimentos preparados. En invierno, obviamente, se encarece en este país enormemente el precio de la berenjena, por eso también se prepara de esta manera. Recomendamos usar esta pasta especialmente para sustituir nuestros desayunos saturados de azúcar, tan dañina.

Ensalada de berenjena (salata de vinete)

Ensalada de berenjena (salata de vinete), Ingredientes

    • 3 kg. de berenjenas crudas
    • 450 gr. de cebolla bien cortada
    • 450 ml. de jugo de tomate
    • 90 ml. de aceite
    • perejil
    • hinojo
    • orégano

Ensalada de berenjena (salata de vinete), Preparación

Primero cocemos las berenjenas sobre el horno usando una bandeja de acero para este fin. Se van volteando hasta cumplir una hora más o menos. Se les añade sal para facilitar la extracción de la piel y dejamos enfriar. Una vez frías cortamos el tallo y las pelamos, triturándolas usando un cubierto de madera.

También cortamos las cebollas y las cortamos muy finas. Licuamos más o menos un kilo de tomates para que nos salga el zumo necesario.

En una olla grande introducimos las berenjenas, la cebolla y el jugo de tomate, añadiendo el aceite. En fuego lento se deja hervir durante unas 3 horas más o menos, removiendo constantemente evitando que se pegue la pasta.

Cuando está casi listo se añade el hinojo titurado, el perejil y el orégano, dejando que coja sabor durante otros 25 minutos más.

Una vez cocinado, se introduce la salsa en tarros esterilizados de vidrio, tapados herméticamente. Con una manta o toalla se envuelve cada tarro y se deja en la despensa en un lugar en que no haya luz.

 

Deja un comentario