Ajoblanco

El Ajoblanco es uno de los muchos platos tí­picos que se pueden encontrar en la abundante gastronomí­a andaluza. Aunque se prepara con diversas variedades en otros puntos de la geografí­a española.

Es una sopa frí­a compuesta de: pan, almendras molidas, ajo, agua, aceite de oliva, sal y en algunas ocasiones vinagre. Podrí­a decirse que es una variedad de gazpacho.

Aún en la actualidad se disputan las provincias de Sevilla y Málaga la invención del plato, aunque suele verse más vinculado a esta última. De hecho, en Almáchar, municipio de casi 2.000 habitantes en la provincia de Málaga, se celebra todos los años el 2 de Septiembre una fiesta en celebración del ajoblanco.

En cualquier caso se cree que pudo tener su origen en la cocina Al-índalus, ya que lleva almendras entre sus ingredientes.

Ajoblanco

Ajoblanco, Ingredientes

    • 200 gr. almendra pelada
    • 100 gr. miga de pan
    • 2 diente ajo pelado
    • 1 1/2 l. agua fría
    • 2 dl. aceite de oliva
    • 2 cuchara sopera vinagre
    • sal

Ajoblanco, Preparación

Poner el pan en remojo con parte del agua. Triturar las almendras con los ajos, la miga de pan humedecida en agua, el vinagre y una pizca de sal hasta obtener una pasta blanca. Añadir el aceite poco a poco y montar como si fuese una mahonesa. Por último añadir agua, poco a poco, hasta que quede una crema fina (según el gusto personal).
Colar el ajoblanco y servir bien frío acompañado con uvas peladas o bolitas de melón o almendras tiernas.

Deja un comentario