Infusiones y jugos depurativos anticolesterol

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Infusiones y jugos depurativos anticolesterol

Diferentes formás de reducir el colesterol y triglicéridos de  manera natural con los beneficios de los tratamientos caseros, como las infusiones y los jugos depurativos. Recuerda que estos preparados no reemplazan los medicinales.

Alpiste: la siguiente infusión permite regular el equilibrio del colesterol en la sangre. Ponga a hervir 2 cditas. de alpiste, 1 berenjena mediana y el jugo de un limón en un litro de agua fría. Cuando rompa el hervor, bajar el fuego y cocinar durante 20 minutos. Colar y dejar reposar. Tome 1/2 vaso por día, en ayunas, con jugo de limón. Este tratamiento debe mantenerse por lo menos un mes y no más de 90 días.

Jugo depurativo de ortiga y diente de león: la ortiga, además de poseer hierro y calcio, depura la sangre reduciendo el ácido úrico, el azúcar y el colesterol. Para preparar el jugo, se licuan y mezclan las dos hierbas. Se agrega un poco de miel para endulzar y se bebe un vaso antes de acostarse.

Macerado de berenjena: gracias a la berenjena, puede evitarse que los niveles de colesterol en la sangre alcancen los límites peligrosos. Corte una berenjena en trozos pequeños, introduzca en un recipiente y cubra con la cantidad de agua que sea necesaria. Haga hervir y luego deje reposar durante 24 horas, evitando la luz. Tome 1/2 litro de la preparación a lo largo del día, durante una semana.

Jugo anticolesterol. Haga hervir un puñado de hojas de parra y otro de hojas de olivo, durante 10 minutos. Deje reposar media hora, filtre. Mientras, en la licuadora coloque 50 g de arándanos, 150 g de uvas negras y una manzana. Licue y mezcle con el cocimiento anterior ya filtrado. Tome como desayuno o merienda.

Chía. Se trata de una planta cuyas semillas ya eran utilizadas por las civilizaciones precolombinas y que hace pocos años fueron redescubiertas por investigadores de la naturaleza. Hoy es posible consumir sus semillas en crudo, hechas harina, o como parte de granolas o müeslix varios. Se recomienda consumir 25 g por día para bajar los niveles de colesterol.

Compartir este artículo

Post Comment